Noticias

Alario, Pity y Driussi revelan secretos del Bombonerazo y otra vez desafían a Boca

foto

 Los tres de arriba valoran a Gallardo porque pidió que se ataquen las falencias de Peruzzi y de Vergini. 

 Esas caras de felicidad son testimonios del momento de River. Las sonrisas salen naturalmente, sin esfuerzos. Y esos pulgares altos indican que la alegría millonaria no tiene fin. Al menos durante esta semana. La contundente victoria en el Superclásico hizo que el lunes se pareciera a un feriado de carnaval.

 

 

El predio de Ezeiza se transformó en una especie de corsódromo por el que los jugadores desfilaron luego del entrenamiento. Y ahí aparecieron ellos: Lucas Alario, Gonzalo Martínez y Sebastián Driussi, los tres fantásticos de Núñez que conformaron el power trío que le puso la mejor música a la orquesta de Marcelo Gallardo en La Boca. Los responsables de hacer estallar las gargantas riverplatenses y de silenciar a la Bombonera. Y un día después del espectáculo que dio vueltas al mundo y al que denominaron Bombonerazo, recibieron a Clarín para una producción.

 

 

Los tres reconocen que les costó dormir por “la adrenalina” que les generó el triunfo. Fue una larga noche de felicidad antes de conciliar esas pocas horas de sueño. “Hoy me levanté feliz, hay que disfrutar el momento porque esto pasa rápido”, expresó el Pity. Y siguió Alario: “Cuando el equipo gana y uno hace goles, el día después se siente una gran satisfacción pero las sensaciones se multiplican cuando se trata de un Superclásico”. Continuó Driussi: “Es lindo el día después. Se disfruta mucho un triunfo contra Boca”.

 

Enseguida llenan de música los oídos de los hinchas. No se conforman los goleadores y van por más. “Si queríamos pelear el campeonato sabíamos que teníamos que ganarle a Boca y por suerte lo hicimos. Ahora estamos a cuatro puntos y podemos pensar en pelear el torneo”, primerea Alario. “Vamos a dar pelea hasta el final. Si ganamos el partido pendiente nos ponemos a un punto y ahí es otra cosa. Podemos llegar a depender de nosotros”, se anima el Pity, quien no pudo terminar el encuentro por un calambre del que no quedaron secuelas. Y Driussi acelera a fondo, como en la cancha. “Ojalá que Boca se caiga. Mientras, nosotros tenemos que seguir remando desde atrás como hasta ahora y trepar a lo más alto cuando se dé la oportunidad. Vamos por buen camino”.

 

 

En definitiva, los tres no se conforman sólo con ganar el Superclásico. Y en sus cabezas repiquetea aquella frase que Ramón Díaz le dijo al periodista Tití Fernández hace casi veinte años, que en las últimas horas ganó lugar en las redes sociales. “Le queremos ganar el campeonato a Boca”, tiró el riojano en aquel entonces. Fue en 1997 después de que River ganara la Supercopa, cuatro días antes de jugar la última fecha del torneo Apertura, que peleaba palmo a palmo con Boca. Y así se dio. River ganó por un punto aquel campeonato.

 

 

Ahora, la historia es distinta porque el equipo de Núñez corre desde más atrás, pero el deseo es igual.

 

 

-¿Qué representa para ustedes haber hecho un gol en la Bombonera?

-Alario: Es especial, sobre todo porque ganamos. Se disfruta mucho.

 

-Martínez: Es emocionante. Cuando me venía la pelota ya veía que le iba a sobrar a Peruzzi y lo primero que pensé fue en pegarle de primera. La agarré de lleno y cuando vi que entró me invadió una emoción grande.

 

-Driussi: Fue cumplir un sueño que tenía desde chico. Es un gol que te marca. Y la victoria lo hace más trascendente. Me encanta hacerles goles a los primos.

 

 

 

Esos goles nacieron desde la imaginación. Martínez y Driussi comparten la habitación en las concentraciones y la noche previa, mientras hablaban de otro tema, a los dos se les cruzó por la cabeza el gol en La Boca. “Le dije a Seba: ‘Mirá si nos toca hacer un gol en la Bombonera’”, contó el Pity. “Confiá que se va a dar. Vamos a hacer uno cada uno”, narró Driussi, como si fuera una premonición, que finalmente se cumplió.

 

 

 

-¿Cuál fue la clave para que River ganara de una manera tan clara y contundente en la Bombonera?

 

 

-Alario: Generamos muchas situaciones , sobre todo en el primer tiempo en el que pudimos haber anotado más goles. Y fuimos contundentes.

 

-Driussi: Fuimos superiores a Boca en el juego casi todo el partido.

 

-Martínez: Hicimos un gran partido en todas las líneas.

 

 

 

Al margen de estas respuestas, los tres coinciden en que la victoria se empezó a gestar la semana pasada, con la planificación del director de la orquesta. “Es todo de Gallardo. Plantea muy bien los partidos. Me dijo que por la izquierda podíamos lastimarlos, a la espalda de Peruzzi. Y se dio así”, admitió el Pity, visiblemente emocionado. No es para menos. Para él se trató de una especie de coronación de la transformación que tuvo en su juego en los últimos meses. “Estoy feliz por este momento y con mucha confianza”, añadió el ex Huracán. “Gallardo es un especialista. Nos muestra videos de falencias y virtudes de cada rival”, manifestó Alario. “Nos recalcó que teníamos que aprovechar las falencias de Peruzzi y Vergini”, completó Driussi.

 

 

 

 

 

Ellos también hicieron su parte. Ejecutaron las indicaciones a la perfección. Llenaron la Bombonera de goles y le dieron una gran alegría a los hinchas de River.

 

 

 

 

Fuente: Clarín.


« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest